lunes, 5 de julio de 2010

Sombra aquí, sombra allá








En los años 30 hubo un cambio radical en la estética de la mujer. Se pasó de una mujer femenina muy frágil, con mucha dulzura, que fue el prototipo de mujer que marcó los años 10 y 20, a una mujer de estética fría, seria, poco femenina, con aire duro y masculino. El cambio vino dado por las circunstancias de la época, I Guerra Mundial, las mujeres tomaron la posición de los hombres ya que ellos fueron a la Guerra. La única tendencia que se mantuvo fue la palidez en el rostro. Lo más representativo del maquillaje de los años 30 fue que, a diferencia de otros posteriores, éste nunca se volvió a repetir. El icono estético mas representativo donde podemos ver ese maquillaje es en Greta Garbo en los años 30.
En los 20 tenia una estética completamente diferente. El maquillaje era muy poco alegre, muy serio, las pieles eran muy claras y el tono de piel muy unificado, se seguían llevando la matización con polvos de arroz muy blancos. Lo más curioso de este maquillaje, es que en la delineación superior del ojo se trazaba una línea negra desde el lagrimal hasta el final del ojo que tenía una especie de montañita en el centro. En el lado opuesto al lagrimal, el rabillo, se trazaba un triángulo en forma descendente con lápiz negro que no se rellenaba. Marcaban una banana en marrón alargando la cuenca de manera descendente, difuminaban la banana y repasaban con una forma marrón. El párpado móvil solía usar un color marfil, beige o crema. En el arco supracilial el mismo color que en el párpado móvil. Se marcaba con máscara de pestañas las superiores enteras muy marcadas, y abajo sólo a la mitad, dos cuartos de la delineación inferior. La ceja que marcó tendencia en la época era una ceja redonda muy finita y con una gran tendencia a la caída. Los labios eran muy finos y alargados, en horizontal. Los colores eran oscuros, rojos, Burdeos o marrones. Las cimas del labio eran redondas, a veces el labio superior se maquillaba mas largo. Y el rubor era muy discreto, casi siempre en un tono marrón.
En los años 40 lo más representativo era la boca, vulgarmente conocida como “la boca de asco”. El centro del labio superior se afinaba y se ensanchaba hacia las comisuras, creando esa mueca de asco. Seguía siendo una estética muy fría, con ausencia de color, las pieles seguían siendo claras, los ojos eran muy parecidos a los de los años 30, el sombreado era el de la media luna, también una banana marcada en marrón en forma descendente y la delineación superior del ojo marcada en negro, con un trazo muy fino. Máscara de pestañas arriba, sombra color marrón o crema en el párpado. Las cejas siguieron siendo finas. Y el rubor marrón, discreto y alargado. Una mujer que define muy bien esta década es Katherine Hepburn.
En los años 50 el maquillaje dio un cambio radical, las mujeres eran más femeninas, el blanco de la piel ya no daba esa sensación de enfermizo, si no que se empezaba a llevar un tono de piel mas saludable, tirando hacia moreno. Se introdujo el color en los sombreados, el ojo se marcaba con una forma abierta con eyeliner. Se marcaba una banana muy flojita en un tono azul o marrón se difuminaba muy bien y se marcaba la delineación superior con eyeliner cerrando en una forma de siete. La boca era forma de corazón, los labios tenían esa forma, ni gruesos ni finos y siempre en tonos oscuros. Un rubor marcado por debajo del hueso del pómulo. El maquillaje de los años 50 es uno de los más bonitos y más femeninos. La forma en que se marcaba el eyeliner es algo que se sigue haciendo, es un maquillaje muy discreto, pero sutil y sofisticado a la vez. Da siempre un punto de elegancia. Seguro que localizas este estilo si miras una foto de Marilyn Monroe.

Historia del Maquillaje de Hollywood II. Promaquillaje.com


5 comentarios:

Ni está, ni se le espera dijo...

De acuerdo con el comentario del maquillaje de los años 50. Para mi gusto también es el mejor, el más elegante de todos.
Wunderk, lo tengo que repetir hasta la saciedad. Me dejas boquiabierto. ¿Dónde encuentras un libro sobre el maquillaje en el cine? ¡Virgen de Regla! Me despisto un poco con las oposiciones, vuelvo a retomarte y, como siempre, me dejas patidifuso.
Besos, y sigue por ese camino.

Wunderkammer dijo...

¡Lo del maquillaje lo encontré por la red! He puesto el enlace abajo. Si es que Internet es una mina...

¿Estás de oposiciones? BSS

Ni está, ni se le espera dijo...

Cierto que internet es una mina, inagotable además. Sí, me he presentado a secundaria en Andalucía, a ver si cambio del kit de emigrante por el de interino ;-)
Realmente no tengo posibilidades, pero por intentarlo que no quede.

ana dijo...

Ayyy qué habría sido de hollywood sin maquillaje.
La verdad que es un mundo apasionante (el del maquillaje, digo). Hace años me apunté a un curso de maquilladora que resultó ser de esteticiene en general con algunas nociones básicas de maquillaje. De historia del maquillaje así por décadas, pues como tu post: sólo de teoría sin clases prácticas! en un curso de maquilladora! eso sí aprendimos todas a depilar a la cera que no veas.
Al final en mi afán por aprender, saqué de la bibliomunicipal algunos libros (recomiendo El arte del maquillaje y Más que maquillaje de Kevyn Aucoin y El libro rojo del maquillaje de Alicia Olmo) me compré un superestuche profesional y practiqué en rostro de un par de amigas hasta que se hartaron. Al final en plan autodidacta, algo aprendí. Tu post me ha recordado a aquella época.
Las fotos como siempre: qué bonitas las eliges!!!!! qué guapas están todas!!!!!

Wunderkammer dijo...

Pues sí, querida Ana Trotagorros, al final siempre a uno le suelen machacar con la teoría y la práctica "si te he visto no me acuerdo" (soy profe y me declaro también culpable).
A mí me apasiona el mundo del maquillaje... mi debilidad son los libros, los accesorios y el maquillaje. Así que huyo de este tipo de tiendas cuando estoy sin blanca :D
Gracias por tus consejos, ¡conseguiré esos libros sin falta!
Y sí, qué guapas que están todas... además Mae Murray lleva un sombrero sensacional y ¡menudo estuche de maquillaje que lleva más estupendísimo! Me encantó la foto cuando la vi en internet y es la que debería haber encabezado la entrada... pero ya se sabe de mi debilidad por Ava ;)
Un saludico