martes, 27 de julio de 2010

Angélica de Golon


En un quiosco cercano a mi casa venden libros de segunda mano por un euro. En la antigua casa de mis padres era aún mejor porque vivíamos muy cerca del gran Bazar del Tebeo donde vendían libros usados. Ni que decir tiene que me encantaba visitar aquel interesante y desordenadísimo lugar, donde compré muchos ejemplares que incluso hasta me vinieron muy bien en mi etapa universitaria.
El caso es que últimamente he ido comprando algunos de los que formaron la serie de Angélica de Anne Golon que editara el Círculo de Lectores en los años sesenta. En mi casa había dos, si no recuerdo mal, de los doce o más que componen este auténtico folletín ambientado a mediados del siglo XVII, la época de Luis XIV, el Rey Sol. El verdadero nombre de su autora es Simone Changeaux (1921), que escribió su obra en colaboración con su marido, Serge, en realidad el aristócrata ruso Vsevolod Sergeïvich Goloubinoff, que se encargaba de la parte de documentación e investigación histórica. En España los ha reeditado hace poco la editorial Pamiés y pueden conseguirse de forma digital. 
Ahora que les echo un rápido vistazo no sé yo si sería capaz de volver a leerme las historias de la bella e intrépida Angélica y sus amoríos en la corte de Versalles, en el Norte de África e incluso en el Nuevo Mundo. Por no hablar de su intrigante primer marido, Jeoffrey de Peyrac, que aparece y desaparece todo el tiempo a lo largo de las novelas. Yo creo que las que leí en su momento fueron Angélica y el Rey y segurísimo la de Indomable Angélica y lo que sí recuerdo que me gustó y que me encantaría volver a leer, es todo lo relativo a las actividades de alquimista del conde de Peyrac y curiosear ahora sobre cómo era su Wunderkammer.
Cuando mi padre vio cómo leía los libros hace millones de años me dijo: "Uy, esos libros no sé yo si son para tu edad". Pero no puso más reparos, pues sabía bien que también me leía todos los clásicos que había por mi casa y lo cierto y verdad es que eran mucho más "rosa fucsia" otra serie de novelas que me prestaban en los veranos, peor documentadas y ambientadas, como las de la Lindsey, Busbee y demás, que aquel folletín de los Golon.
En su momento pasaron en la televisión una de las cinco películas rodadas por Bernard Borderie entre 1964 y 1968, o al menos yo vi una de ellas, cosa que me hizo mucha ilusión. La interpretaba la bellísima Michèle Mercier (1939), con su look tan sesentero, así como el apuesto Robert Hossein (1927). Lo más curioso de todo, por lo que he visto en la Imdb, es que también entonces se rodaron dos películas basadas en las historias de Angélica pero de producción turca.
No sé yo si sería capaz ahora de leer y releer toda la serie, con todo lo que tengo pendiente... no sé, no sé.

5 comentarios:

Athena dijo...

En Historias de Época creo que hay algunas de estas películas :)

sushi de anguila dijo...

GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS, por tan chulísima entrada... desconocía todo lo relativo a esta serie, a sus peculiares autores, a su plasmación fílmica... y si encima lo aliñamos con la bellísima Micaela Mercier...

¡¡¡REQUETEPLÓN CATAPLÓN!!!!

Wunderkammer dijo...

Athena, ¡las buscaré!!

Sushi, gracias a ti. La verdad es que es una serie muy curiosa... además Angelica termina finalmente en tierras canadienses...

La serie podría estudiarse desde una perspectiva de género. Me parece muy curioso que en los libros, al hablar oficialmente de los autores se pone a Serge Golon como si fuera el responsable y a ella como la señora Golon que ayudaba a su marido... Pero el tiempo ha demostrado que era ella verdaderamente la responsable. Ya con 18 años publicó su primera novela. Da la sensación que por el contenido "erótico" que a veces tiene la serie y a pesar de estar ya a principios de los sesenta, es como si estuviera "mejor visto" que él encabezara los libros. Dice también esa biografía que los autores se pasaban seis meses en casa escribiendo y los otros seis viajando por el mundo con sus cuatro hijos. Se establecieron finalmente en Canadá.

Otra curiosidad estriba en que en inglés confundieron los nombres y las novelas aparecieron como un solo autor... "Sergeanne Golon".

También llama la atención el mismo personaje de Angélica, una mujer de extraordinaria belleza, algo que siempre va a ir a su favor, por la cantidad de hombres que caen rendidos a sus pies (reyes, sultanes, piratas, etc.) y que es capaz de moverse por el mundo en una época en la que difícilmente imaginamos a una mujer teniendo la clase de aventuras que se describen en las novelas.

Ayer estuve releyendo la primera, "Angélica, la Marquesa de los Ángeles" precisamente por si encontraba la descripción del laboratorio de alquimista de Peyrac y la verdad es que está bien escrita.

He estado haciendo memoria y puede que en mi casa tuviéramos las cuatro primeras y no dos como pensaba.

Marinto dijo...

He subido al piso de arriba de la oficina porque me imaginaba que a lo mejor se encontraban allí todavía. Y efectivamente he encontrado dos: "Angélica" e "Indomable Angélica". Esta segunda tiene como curiosidad que está traducida por Julio Gómez de la Serna, hermano de Ramón y que según he visto ha traducido innumerables obras. Si quieres te las hago llegar ;)

Virtualbuk dijo...

bUENO, YO TENGO LA COLECCIÓN COMPLETA, HEREDADA...
Empecé a leer la primera... pero no continué tal vez un día lo haga.
Saludos y enhorabuena por la entrada.