viernes, 24 de abril de 2009

La samba de Un hombre y una mujer


Otra de esas películas fantásticas de los años sesenta en Francia, fue Un hombre y una mujer (Un homme et une Femme, Claude Lelouch, 1966). En su banda sonora, con la famosa canción que es su leit motiv, compuesta por Francis Lai, hay una samba en francés, Samba Saravah, que en la película canta el marido de la protagonista en esos flash-backs en los que ella recuerda su vida con él. Leo que la canción brasileña Samba da Bençao fue escrita por Baden Powell con letra de Vinicius de Moraes.

É melhor ser alegre que ser triste
Alegria é a melhor coisa que existe
É assim como a luz no coração

Mas pra fazer um samba com beleza
É preciso um bocado de tristeza
É preciso um bocado de tristeza
Senão, não se faz um samba não

La canción la cantaba en francés Pierre Barouh, el cantante y actor que hacía el papel del difunto marido de la protagonista, la guapa Ainouk Aimée. Es una melodía muy bella que va muy bien con las imágenes de esa vida conyugal colmada de felicidad.

Muy romántica esta película de viudos que coinciden al recoger a sus hijos en el colegio y que se van enamorando en una noche en la que tienen que volver juntos a París en un coche. La segunda parte de la película rodada en 1986, con la misma pareja veinte años más tarde, la vi hace mucho medio empezada, en la televisión por cable y, aunque no estaba mal, creo que nunca debió hacerse. La de 1966 consiguió dos oscars a la mejor película extranjera y mejor guión original, además de un montón de premios más, todos ellos bien merecidos.





2 comentarios:

Tigretón dijo...

Fue una película que marcó a una generación, muy taquillera. Y los dos temas que mencionas en la entrada son (sobre todo el principal) muy conocidos, el segundo es un clásico.

Por otra parte, cuando se habla de esta película no puedo evitar acordarme de aquel gran crítico de cine, Alfonso Sánchez, que salía en televisión en nuestra niñez, con esa voz nasal tan característica (tan proclive a ser imitada por los humoristas). Era un enamorado perdido de Anouk Aimeé. Creo que le mandaba cartas y todo. Claro que la actriz "pasaba" bastante de aquel gran crítico y periodista...

Wunderk dijo...

Qué curioso, me imagino a la otra pasando mucho, que me da que debía ser muy estirada... (qui lo sa!?)