martes, 2 de diciembre de 2008

Appaloosa

Siempre es un placer ir al cine a ver una película del oeste más si uno va un sábado por la tarde para recuperar viejas y añoradas costumbres pues los sábados tarde siempre fueron para mí momentos familiares de sofá delante de la televisión viendo clásicos del western. No recuerdo el último que vi en la gran pantalla pero si hago memoria aparecen al instante el clásico Sin Perdón (1992) de Clint Eastwood y El Perdón de Michael Winterbotton (2000), aunque este último probablemente esté cogido con pinzas dentro de este género. Desde que leí hace unos meses la cruenta y metafórica novela Meridiano de sangre de Cormac McCarthy, el autor de No es país para viejos, tenía muchas ganas de ver una película del oeste en la gran pantalla.

Así que disfrute bastante con Appaloosa de Ed Harris, una película correcta, con buena fotografía y estudiados encuadres que nos remiten al cine del oeste más clásico, con lo cual el conocido actor vuelve a acertar en su papel como director, tal y como ya vimos en Pollock. Los actores están muy bien, tanto él como Viggo Mortensen, cómo no, así como Jeremy Irons en su papel de malo. El fallo está en haber escogido a Renée Zwellweger, una actriz que se me hizo completamente inaguantable desde que protagonizó la segunda parte de El diario de Bridget Jones, una caricatura extrema y patética de la protagonista de la novela de Helen Fielding. No soporto ni sus mohínes ni su sobreactuación y no entiendo cómo pudo ganar el óscar con Cold Mountain (y para postre fue novia de Jim Carrey, aaag). La película hubiera ganado muchísimo si se hubiese contado con Naomi Watts o con la misma Nicole Kidman. Pero con el transcurrir de la película y viendo que su papel es muy poco honorable hasta me terminé conformando. Un papel tan poco honorable, por cierto, como el de los mismos políticos, los regidores de la pequeña población de Appaloosa.

Tiene escenas de esas que se te graban para siempre, como el tiroteo en la plaza de un pequeño pueblo hispano de la frontera, la escena del tren, el encuentro con los indios, el juicio y, sobre todo, la secuencia final. Y aunque peque de reiterativa qué bien que está Viggo Mortensen y qué extraordinariamente bien conecta con Ed Harris dejando entrever ambos esa extraña relación de los protagonistas, con muchos matices bajo la superficie.

6 comentarios:

Ramón Monedero dijo...

Tengo muchas ganas de ver esta peli. Y sólo una cosa, personalmente, dudo mucho que el film ganara más con Nicole Kidman. Es que la chica me da un poco de grima...

Wunderk dijo...

Te debe pasar lo mismo que a mí con René cómo se llame (como dice Athena, que me hace mucha gracia). Yo creo que la Kidman es muy buena actriz, independientemente de cómo sea su físico (yo la encuentro atractiva - no es "guapa guapa" como la Bellucci o Angelina -y sobe todo tiene un tipazo). He leído en alguna crítica y ciertamente es así que el prototipo para el papel de la chica de Appaloosa debía ser la de una Doris Day.

La que está muy bien aunque la he encontrado algo envejecida es Arianna Gil. Tiene un papel cortito y vuelve a estar con Viggo Mortensen como en Alatriste. Hacen buena pareja.

Ramón Monedero dijo...

El problema que yo tengo con Nicole Kidman no es si es más guapa o no o si está más operada o no, el problema es que no me la creo... La encuentro tan retocada, tan cuidadísima, con un cutis tan sumamente cuidado que no me la creo allí donde la ponen. Me resulta demasiado inversosimil No me quiero imaginar como va a quedar en "Australia" la última peli del temible Bazz Luhrman, pero es que no me la creo, ese es el problema

Ventimiglia dijo...

A mí la Kidman me parece un quiero y no puedo con la (gran) Bergman. Y va a ser que no, que diría el otro. Eso sí, que conste que ni la Bellucci ni la Jolie son tampoco mi tipo. Mi devoción ya fue confesada, y es por Eva Green.

En cuanto a Ariadna Gil tiene ese puntito andrógino de las mujeres que suelen gustarme, pero como muy acertadamente señala Wunderk, esta chica está envejecida, curiosamente, desde antes de cumplir los 35 (cumple los cuarenta el mes que viene).

PD: No me había planteado ver Appaloosa, pero estoy recapacitando.

sushi de anguila dijo...

Aridna Gil nunca estuvo mas guapa que en su primera peli con Bigas luna:'Lola', en la que hacía de tiabuenorrísima de 18 años todo el tiempo en balaador...uffffffff... Ahora, sic transit gloria mundi, está más viejuna...

A mí tb me espanta, hasta como mujer, la Zeelwegger.... y al a 'tuneada' Kidman tampoco la veo en el Oeste, y mucho menos en su plantación de 'Australia' en plena Segunda Guerra Mundial...la mejor en ese papel sería la siempre espléndida Asley Judd....


Como gran amante del western que soy...estoy como loquito deseando ir a ver la peli (o, en su defecto, giparla televisivamente cuando se pueda...)...

Bss, anfitriona...

Wunderk dijo...

Eva Green, la chica de The Dreamers, sí, verdaderamente es muy guapa, tiene un cierto aire a la Kinski que siempre me pareció guapísima.

También Ashley Judd, de la que he oído decir que es la mejor heredera de Ava Gardner pero es que claro, para mí la Gardner son palabras mayores.

Ventimiglia: espero que le guste. No me hagan ustedes mucho caso porque tengo un defecto y es que me suele parecer todo bien y aunque también es malo que todo te parezca mal lo que sí es cierto es que hay que tener un poco de espíritu crítico.

Los actores merecen la pena y con lo mal que está el cine en los últimos tiempos siempre se agradece una película tan correcta como ésta... así es que... !que sí, que vayan a verla¡