viernes, 19 de diciembre de 2008

El ángel exterminador


Jamás el aura de perfume henchida,
Que en los jardines del Edén murmura,
En tal lugar estremeció perdida
Del rudo bosque la hojarasca dura,
Ni el sol radió con fugitiva lumbre,
Ni sonó por la lóbrega espesura,
Ni retumbó la cóncava techumbre
Más que el rugir de la corriente impura.
José de Zorrilla

2 comentarios:

Wunderk dijo...

Qué semana...

Por lo que se han ido y por las malas noticias que se confirman en los que están más cerca.

Hay cosas que son tan difíciles de entender...

Athena dijo...

Ánimo y mucha fuerza, Wunderk. Toda mi energía positiva se va para allá :)