lunes, 18 de mayo de 2009

Libros, libros, libros



Me propone Ventimiglia seguir una cadena que consiste en responder una serie de preguntas sobre libros. Achopijo ya ha respondido valientemente al envite, así que voy a cumplir con la petición de tan ilustre blogger y a intentar responder a cada una de ellas.


Aunque tengo que confesar un pecado... Fui mejor lectora a los quince años que ahora, veinticinco años después... A esa edad fui muy disciplinada y me leí montones de libros de la literatura universal que consideraba imprescindibles para mi formación. Luego me pasé la vida estudiando y estudiando y especializándome por lo que, lo que más me apetecía cuando tenía tiempo, especialmente en los veranos, era leer novelas para desconectar, desde la policíaca a la romántica, como alguna vez he dicho.

¿Qué libro estoy leyendo? Pues como comentaba entradas más abajo me encuentro leyendo la serie Millenium del sueco Stieg Larsson. Aunque tengo más libros en danza, la verdad... Me comprometí a leer Drácula y lo tengo casi terminado pero no hay manera. También tengo en la estantería Middlemarch de Georges Elliot, pero necesita un nivel de concentración que ahora mismo no tengo, por lo que tendrá que esperar para el verano. Otro que me leo a ratos es Un plan de lectura para toda la vida de Clifton Fadiman y John S. Major, una selección de los libros que no nos debemos perder y que va haciendo un recorrido por toda la historia de la literatura.

Un libro que nunca terminaré En mi caso no es El Cuento Número Trece, de Diane Setterfield, porque la verdad es que lo leí en un santiamén en su momento y me gustó. Tiene elementos que hacen que irremediablemente me atraiga, como por ejemplo, que remite a la novela gótica inglesa, que recuerda mucho a las novelas de las Brontë (incluso a veces hasta es como un homenaje a éstas) y que tiene una trama de misterio. Tengo libros atragantados que no sé si terminaré, aunque no me gusta dejar los libros sin terminar. Ahora mismo estoy recordando El Ocho de Katherine Neville, que me lo han recomendado muchas veces pero que sin embargo no paso nunca de los primeros capítulos y eso que lo he intentado varias veces. La misma persona que me regaló El Cuento Número Trece también me regaló uno de Amy Tan. Pero con ese tampoco hay manera...

Un libro que me decepcionó Decepcionarme, decepcionarme... eso supone que esperaba algo más... pues ya que Ventimiglia cita El Guardián entre el Centeno, de J.D. Salinger, yo tengo que decir que esperaba algo más, que vaaale, está bien, pero... Lo leí sabiendo que era el favorito de un conocido y sé de su carácter mítico porque lo llevaba el asesino de John Lenon. También está en la letra de una canción de Spandau Ballet (Code of Love). Así que lo leí con grandes expectativas.

Un best seller que no tengo el más mínimo interés de leer Vid. el apartado "Un libro que me emocionó".

Un libro que me gustaría que me regalasen Me encanta que me regalen libros... Pero retomando lo que dice Ventimiglia escojo también un libro antiguo que he buscado muchas veces en tiendas de libros usados o antiguos y no encuentro. Se trata de El tiempo de los museos de Germain Bazin editado en 1969, una de las mejores historias de los museos que existe. Conseguí una copia porque lo pedí por préstamo interbibliotecario pero me muero por tener el original.

Un libro que me emocionó Aquí Ventimiglia ha escogido La Sombra del Viento, que también me gustó. También es verdad que va ligado a un recuerdo, lo estaba leyendo los días que descubrí que estaba embarazada y por lo que sea lo leí con una emoción especial. Se nota que Carlos Ruiz Zafón era escritor de libros juveniles porque su lectura me recordó a uno que me leí de pequeña que me gustó mucho... pero que no recuerdo el título. Por cierto, sí recuerdo el primer libro que me emocionó, que fue El principito. Yayo ha escogido El niño del pijama de rayas, libro que debería haber colocado en el apartado de best seller que no voy a leer... Soy demasiado emotiva y sé que lo voy a pasar mal y como que prefiero que no. Me imagino que será del estilo de La hora 25 de Virgil Gheorghiu, que menuda existencia de desgracias que le toca vivir al hombre o del El diario de Anna Frank. Ahora que lo pienso me emocionó mucho por lo tremendamente romántico Werther del gran Goethe.

Un libro pendiente que seguro que leeré algún día Tengo muchas ganas de leer En busca del tiempo perdido de Proust. Lo peor es que llevo muchos años diciendo que lo quiero leer, a ver si alguna vez va a poder ser. Tampoco me importaría, como a Ventimiglia, leerme los Episodios Nacionales, de Benito Pérez Galdós. Tengo en la estantería Lo que el viento se llevó, de Margaret Mitchell, lo compré tras leer Rhett, una "precuela/secuela", como se dice ahora, del libro anterior, muy bien escrito y que encaja muy bien en la historia de Mitchell, al contrario del de Scarlett, que se hizo antes y que es una auténtica bazofia. Quiero leer el libro Déjame entrar en el que se basa la película sueca... y ahora mismo tengo una lista de pendientes que crece por momentos. El otro día vi en mi despacho el libro que sobre Hitchcok hizo Truffaut... aquí cualquier día de estos se lo cojo a mi compañero (que me dio unas ganas de birlárselo en ese momento que no vean ustedes).

Un libro que me gustaría volver a leer Siempre leo y releo los libros de Jane Austen y los de las Brontë... No sé las veces que me habré leído Orgullo y Prejuicio, Emma, Jane Eyre, Cumbres Borrascosas... Muy propio de chicas, sí. También tengo pendiente de releer Rebeca de Daphne de Maurier, Bonjour, Tristesse de Sagan, Pepita Jiménez de Valera, 24 horas en la vida de una mujer de Zweig y muchas más (vale, vale, soy una romántica empedernida, qué se le va a hacer...). También quiero releer a Arthur Conan Doyle.

Un libro que recomendaría Suelo recomendar El amante del volcán de Susan Sontag. Sobre todo a los alumnos de coleccionismo y museología pero también a cualquier otro lector. Qué mujer la Sontag... Hace poco leí Estuche de muerte con una vena surrealista antelynchiana que me encantó, pero raro-raro. También en línea parecida, aunque con temática diversa, ya que se puede enclavar en una categoría de extraño western se encuentra Meridiano de Sangre de Cormack MacCarthy. Y ya de género policíaco últimamente recomiendo las novelas que ha escrito John Banville bajo el pseudónimo de Benjamin Black porque se leen pronto y te dejan muy buen sabor de boca.

Un libro que me sorprendió Cuando en su momento leí Las novelas ejemplares de Miguel de Cervantes, pues pensaba que me iban a costar trabajo y sin embargo me encantaron. Tuve que hacer un trabajo de literatura en su momento que me valió un 9'5 o así que era como una proeza en mi cole.

Y, bueno, confieso que me ha costado trabajo... porque sé que me dejo libros de los que me gustaría hablar. Y porque siempre me cuesta trabajo seleccionar. Y me niego rotundamente a escoger mis cinco libros y mi cinco películas favoritos.

Que todo aquel que le apetezca siga la cadena pero a ver si se animan mi querido Marinto, mis compañeros de Lecturas Reunidas (Athena, Rentero, Monedero, Pale Blonde), Tigretón, Javier Moñino, Durandarte y Lola. Sin compromiso.

11 comentarios:

Marinto dijo...

Pues, excelente trabajo. Uno, a pesar de sus 33 años, se sigue quedando con la boca abierta por su capacidad. Mi admiración sigue creciendo cada día...

Wunderk dijo...

Eso es que siempre me miraste con buenos ojos y porque tu mirada es subjetiva ;) Que conste aquí que la admiración y el cariño es recíproco.

Pues tenía la entrada en borrador, me he tenido que ir corriendo y no me había dado cuenta que la había dejado publicada. Pido disculpas porque tenía errores y estaba sin terminar.

Wunderk dijo...

SON recíprocos...

¡que no doy una!

Athena dijo...

Voy para allá. No me va a salir tan bien, porque soy una lectora tardía, así que mi bagaje es más ligero ;)

sushi de anguila dijo...

Al final, mis queridos amigos, acepto el reto y os comento a cada uno en vuestro blog mis respuestas a este cuestionario literario… (A ti, Wunderk, en tres partes, que en una sola no me deja tu blog...)

-¿Qué libro estoy leyendo? Entre otros muchos, ahora mismo me quitan el sentido ‘Culinaria Rusia’ de Marion Trutter, un fabuloso libro de cocina dedicado a los fogones de y productos alimentarios más característicos de Rusia y sus vecinos de Ucrania, Georgia, Armenia y Azerbaiyán, cargado de referencias históricas, geográficas y culturales; y también ‘Victory vs Redoutable’ de Gregory Fremont-Barnes, un librito (por tamaño, no por contenido) de la Osprey dedicado a los navíos de ambos bandos en la batalla de Trafalgar, especialmente dedicado a analizar cómo se combatía y navegaba en los dos buques insignia de las flotas enfrentadas aquel 21 de octubre de 1805 llamado a pasar a la posteridad. Emociona leer eso de que nuestros barcos eran entonces mejores y tenían más cañones que los de los ingleses. Siendo así, que lo era… por qué perdimos? No se puede poner un Ferrari o un F-18 en manos de un novato o un inepto (y no va por nuestros marinos de carrera, equiparables o superiores a los ingleses) y pensar como se hace aún hoy día en esta España nuestra de pandereta que la ‘improvisación’ y el ‘ingenio’ son una buena manera de compensar la falta de medios, la chapuza, las prisas, el quítame este timón para ponérselo a este otro barco, las inevitables penurias que no nos dejan sacar cabeza… No hemos cambiado ni aprendido nada en 200 años, joder!!!

También estoy leyendo otras cosillas (además de mis inevitables revistas de aviones o historia, pero eso es una exclusiva de ‘Black Coffee’ que sólo se resolverá mañana viernes a partir de las 10 de la noche en La Opinión TV.

-Un libro que nunca terminaré. Imagino que, salvo que por azares del destino termine mi días de náufrago en una isla desierta, la Biblia, que tiene ciertos pasajes de lo más indigestos incluso para un espíritu puro como el mío. Tampoco el Corán, cuya lectura nunca deja de sorprenderme…


-Un libro que me decepcionó.
Cualquier novela histórica o Best-seller que da patadas, de manera consciente, burda e interesada, a la lógica de los hechos, a la verosimilitud histórica, que atenta contra el sentido común… y de esos hay millones, últimamente llenas a rabiar de masones, templarios o illuminati… ¡qué cansino todo!


-Un best seller que no tengo el más mínimo interés de leer.
Recién salidito del horno… ‘La mano de Fátima’, el último ‘artefacto’ salido de la infatigable mente de Ildefonso Falcones, ambientado en la rebelión de los moriscos y con diversas tramas relacionadas con la creación de la raza caballar española, las falsas reliquias de Granada… unas historietas de amor que no se sostienen salvo en los culebrones de sobremesa…ufff… necesito sal de frutas sólo de pensarlo…

Un libro que me gustaría que me regalasen.

Además de cualquier libro que no tenga sobre la pintura de Norman Rockwell o el arte gráfico de Harold Foster (y sobre esos temas ya acumulo varios), sin duda, el lamentablemente descatalogado ‘Indians’ de Edwin Tunis, magníficas ilustraciones repletas de ingenio y amable costumbrismo sobre las tribus indígenas de Norteamérica…

Otros de muchísimo interés son los dedicados al levantamiento de los patriotas polacos en Varsovia en 1944, con obras como ‘Rising '44: The Battle for Warsaw’ de Norman Davies, ‘The Warsaw Uprising of 1944’ de Wlodzimierz Borodziej, The Civilian Population and the Warsaw Uprising of 1944’ de Joanna K. M. Hanson o ‘The Warsaw Rising of 1944 (Cambridge Russian, Soviet and Post-Soviet Studies)’ de Jan M. Ciechanowski.

De los publicados en España, el ‘Los Soldados del Rey: Los ejércitos de la Monarquía Hispánica (1480-1700)’ de Enrique Martínez Ruiz’, prodigiosa evocación de los tercios de Flandes y otras tropas imperiales hispanas.

sushi de anguila dijo...

(Segunda entrega, querida...)

-Un libro que me emocionó.
‘Empire of Fortune’ de Francis Jennings, UNO DE LOS LIBROS DE HISTORIA MÁS REVOLUCIONARIOS Y FASCINANTES DE TODOS LOS TIEMPOS. Marcó un antes y un después en el estudio de la Guerra de laso Siete Años. Maravillosamente ameno y elaborado tras consultar muchas fuentes directas, recoge la visión de todos los bandos implicados, indígenas incluidos, con un magnífico tratamiento de las conjuras políticas tanto en la metrópoli inglesa como en sus colonias o sus efectos incluso en los más remotos poblados indios…
http://www.amazon.com/Empire-Fortune-Jennings-Francis/dp/0393306402#

Parecía difícil igualarlo, pero uno no puede menos que descubrirse ante el pedazo libro que se marcó en el año 2000 Fred Anderson, ‘Crucible of War: The Seven Years' War and the Fate of Empire in British North America, 1754-1766’, la otra auténtica referencia mundial sobre el tema… un volumen imprescindible del que el prestigioso crítico y literato Sebastian Junger dijo: “Ojalá todos los libros de Historia se escribieran como éste”… Chapeau… con los dos.

Sin embargo, el libro más importante de mi vida (pese a lo que nos dijeran en el cole, no es el Catecismo, no…) es ‘Dioses, tumbas y sabios’…de C. W. Ceram… ese maravilloso compendio de la historia de la Arqueología…lo tengo hasta repetido, en edición normal y de tapa dura con fotos…


-Un libro pendiente que seguro que leeré algún día.
‘Musket and Tomahawk: ’ de Francis Parkman. Aunque tiene cerca de un siglo y medio, contiene muchas de las claves de cómo se desarrollaron las operaciones de la Guerra de los Treinta Años en los bosques norteamericanos… Y, en serio, no se me ocurre un título que me pueda gustar más para un libro… Sobre el mismo tema, ‘The War that Made America’ del grandioso Fred Anderson, y ‘The French and Indian War: Deciding the Fate of North America’, del no tan brillante, aunque sí ameno, Walter R. Bornemann, por ser lo más reciente que se ha escrito sobre tan apasionante conflicto.

También la prolija serie ‘Reichdreams’ de Justo Miranda y Paula Mercado, dedicada a los fascinantes y revolucioarios proyectos aeronáuticos del Tercer Reich, si es que la consigo completa (chungo), porque ya hay varios descatalogados…

-Un libro que me gustaría volver a leer.
Los ‘Voyages to North America’ (En Resa till Norra Amerika) escritos por el naturalista sueco-finlandés Pher (Peter) Kalm entre 1748-1751 y publicados en Suecia en 1753, y en Inglaterra en 1771… La mejor descripción de cómo se vivía en las 13 Colonias británicas de Norteamérica y en la Nueva Francia justo antes del inicio de la Guerra de los Siete Años, y la primera descripción en lengua inglesa de las cataratas del Niágara por parte de un explorador que no fuera indio o francés… Un mega hit en su época, de deliciosa lectura, en la que Kalm nos habla desde el tamaño de los mosquitos hasta las minifaldas que llevan las canadienses para escándalo de los cuáqueros de Pennsylvania, o de cómo en esta última colonia británica la gente es tan rica que nunca recoge la fruta que se cae al suelo, de lo abundantes que suelen ser las cosechas… Imprescindible… También el que yo considero mi libro favorito: ‘El conde Belisario’ de Robert Graves, biografía novelada de uno de los mayores genios militares de la historia y que tan triste final tuvo a manos del señor al que servía fielmente… el ingrato Justiniano, emperador de Bizancio…

sushi de anguila dijo...

(Tercera y final...)

-Un libro que recomendaría.
‘Tratado sobre los vampiros’ de Augustin Calmet, el primer y maravilloso compendio de todo lo referente a estos chupasangres, en el que este sabio y culto monje benedictino francés intentaba descubrir, en plena Europa de la Ilustración, la realidad científica y las supercherías que se escondían tras el enigmático fenómeno del vampirismo que se vivía cada vez de una manera más habitual en los territorios europeos limítrofes con el Imperio Otomano. También, el ‘Diario de un marine’ de E.B.Sledge, una increíble manera de evocar los combates en el frente del Pacífico combinando con acierto y brillantez el respeto al enemigo, la denuncia de los errores propios y un canto al pacifismo. De su calidad, da buenas muestras que la estén rodando como serie televisiva Steven Spielberg y Tom Hanks bajo el título (con doble sentido, claro) ‘The Pacific’…
También los ‘Cuentos de los mares del Sur’ de Jack London y de Robert Louis Stevenson o algún relato de Boris Vian, como ‘La Hierba roja’, ‘El lobo-hombre’ o ‘Que se mueran los feos’… propuestas que considero entre lo mejor que nunca se ha escrito…

-Un libro que me sorprendió.
De los últimos que he leído, sin ninguna duda, ‘Frontier Living’ de Edwin Tunis, primer título al que tuve acceso de este ameno escritor/ilustrador estadounidense, que recrea en las fabulosas láminas de corte costumbrista de sus aclamados libros la vida en esa turbulenta y apasionante Norteamérica de los pioneros, nativos, artesanos, comerciantes, navegantes, industriales, campesinos, militares y políticos… y todo ello con una gracia, una amenidad y una maestría gráfica envidiable. Para muestra, un botón, y os incluyo este enlace de cómo refleja la particular ‘silla de cagar’ con la que castigaban o escarmentaban en los países anglosajones a las gentes culpables de delitos menores desde la Edad Media hasta el siglo XVIII…

http://media.photobucket.com/image/edwin%20tunis/blogspotdog/tunis3.jpg

Deseando estoy leer otros de los títulos del pájaro… Cuestión de presupuesto…

Wunderk dijo...

Sushi, eres la repera, ahora me siento fatal por las tonterías que leo al lado de todos esos buenos libros de historia que has citado.

Y es verdad, qué perdida de tiempo todos los bestsellers de novela histórica que encima confunden al lector y tergiversan la historia...

Me apunto el de Ceram que creo que me va a venir fenomenal.

Gracias por compartir tu sabiduría literaria... y no te fallaremos como espectadores en el Black Coffee.

Miguel dijo...

Buenas recomendaciones, discrepor contigo respecto a "El guardian entre el centeno" quizá esperaste demasiado de él. Nos veremos por aquí. Saludos.

Wunderk dijo...

Miguel, qué bueno leerte por aquí. Pues sí, definitivamente tengo que releerme las andadas del bueno de Holden Caulfield... Lo debí pillar en mala época o como bien dices, puede que esperara demasiado con eso de que es el libro favorito de mucha gente.
Así que otro libro a revisitar conformando una larga lista de pendientes.
Gracias por tu comentario y por seguir la cadena literaria ;)

Miguel dijo...

Ha sido un placer. Saludos.