domingo, 29 de marzo de 2009

La ciudad está tranquila





"Como todos los trabajos de Guédiguian, éste está interpretado por los mismos actores, está dotado de la misma textura argumental coral y está ambientado en la misma época y escenario: el barrio marsellés de L'Estaque. No necesariamente un barrio depauperado ni marginal, simplemente un microcosmos de amargos desencantos y realidades. Ni la balsámica presencia del sol y el mar Mediterráneo puede disipar la negra nube que se ciñe sobre el alma desesperada de los protagonistas, interpretados todos ellos con el rigor y nervio habitual en esta troupe erigida casi en compañía estable del teatro de antaño. Varias historias se entrecruzan en la película. Historias que avanzan y se mezclan y que hablan sobre desengaños, sobre luchas perdidas de antemano y sobre una cierta fe ciega en el abismo."

Ismael Alonso, crítica en La Butaca sobre
La ciudad está tranquila (La ville est tranquile, Robert Guédiguian, 2000)


Imágenes: Paul Cézanne (1883-1885)



Marius et Jeannette
(Robert Guédiguian, 1997)