domingo, 13 de septiembre de 2009

Lo bello y lo triste


"El tiempo pasó. Pero el tiempo se divide en muchas corrientes. Como en un río, hay una corriente central rápida en algunos tramos y lenta, hasta inmóvil, en otros. El tiempo cósmico es igual para todos, pero el tiempo humano difiere con cada persona. El tiempo corre de la misma manera para todos los seres humanos, pero todo ser humano flota de distinta manera en el tiempo.

Al aproximarse a los cuarenta, Otoko se pregunta si el hecho de que Oki siguiera dentro de ella significaba que esa corriente del tiempo se había estancado, en lugar de seguir su curso. ¿O acaso la imagen que ella conservaba de él había flotado con ella a través del tiempo como una flor arrastrada río abajo? Ella ignoraba cómo había flotado su propia imagen en la corriente de Oki. No podía haberla olvidado, pero sin duda el tiempo había corrido de manera diferente para él. Las corrientes del tiempo nunca son iguales para dos personas, ni siquiera tratándose de amantes..."


Yasunari Kawabata, Lo bello y lo triste [Utsukushisa to Kanashimi to], 1965

5 comentarios:

Javier Moñino dijo...

"El tiempo corre de la misma manera para todos los seres humanos, pero todo ser humano flota de distinta manera en el tiempo"

Puf... menuda frasecica, me la guardo...

Muy chulo el doble párrafo... sí señor...

Wunderk dijo...

Sí, habla de tiempo cósmico y de tiempo humano en un contexto estático y como algo subjetivo, luego de que el tiempo corre, por tanto ahora estamos en un contexto en movimiento y luego de que un ser humano flota en el tiempo, algo estático otra vez...

A lo mejor no es así... pero ese párrafo me tiene fascinada.

Rick Blaine dijo...

Wunderk siento no ser tan poético pero tu entrada me ha recordado a un viejo profesor de desarrollo personal cundo nos explicaba la gestión del tiempo y nos decía que el tiempo es lo más democrático que tenemos los hombre pues todos tenemos 24 horas al día, aunque seguro que la frase no es suya...

Enigmáticas y bellas palabras del concepto de tiempo que yo tampoco me atrevo a descifrar...

Wunderk dijo...

¡Jajajaja, qué bueno, Rick! Pues mucha razón llevaba el hombre, sí señor.

Pero más a favor del párrafo, o de la interpretación, porque según la máxima del viejo profesor el tiempo es algo tremendamente objetivo pero también es cierto que puede llegar a ser muy objetivo.

¡Cuántas veces nos preguntamos por qué parece que en la infancia el tiempo iba más despacio! O cuando lo pasamos mal o nos aburrimos también parece que el tiempo no pasa...

En fin, no sé... El caso es que el libro encierra una extraña poética oriental que me ha gustado mucho.

Dammerüng dijo...

No entiendo mucho del concepto tiempo, lo que si le aseguro que la prosa poética del fragmento es preciosa :)