martes, 4 de mayo de 2010

Sombrero rojo

Hoy es de esos días en los que me gustaría llevar un sombrero rojo

9 comentarios:

Román dijo...

Hola Wunderkammer

No creo ser el único que haya pensado, al leer tu último post, cuánto le gustaría verte con ese sombrero puesto. Aunque conocemos tu alma a través de tus lindos escritos, también nos gustaría poder ver lo bonita que indudablemente debes de ser.
Todos tus post son atractivos, incluso este último tan "minimalista" de escritura, por sus bellas imágenes, que son otro de los encantos de tu blog.
Felicidades y ponte ese sombrero rojo.
Román

Samotracia dijo...

Pues adelante, ¿qué te lo impide? :D

Nictea dijo...

Qué entrada tan bonita... Qué sensible y sugerente, me gusta mucho :)

Wunderkammer dijo...

Román, muchas gracias por tus palabras, me pongo colorada como los sombreros de la entrada. Me quedo sin palabras.
Samotracia, Nictea... pues el caso es que no tengo un sombrero rojo :(

Ni está, ni se le espera dijo...

Te favorecería muchísimo, créeme. Yo siempre he sido un fan incondicional de los colores fuertes, llamativos, debidamente combinados porque no es cuestión de parecer un semáforo. El color alegra, y si además la luz acompaña como ocurre en Murcia, pues muchísimo mejor.
Anda, busca un sombrero rojo para este fin de semana ;-)

Tigretón dijo...

Aquí en España no estamos muy acostumbrados al tema de sombreros y gorros (ni siquiera en invierno, parece como si nos diera vergüenza). El rojo es el color de nuestra ciudad, así que... adelante ¿por qué no?

(la comida que tenemos pendiente, queda, pues eso... pendiente)

PPG dijo...

A mi de vez en cuando me da ganas de usar uno amarillo... pero nunca encuentro el indicado

ana dijo...

Es verdad que tus textos son una maravilla, tu blog me encanta!
Las imágenes que escoges tambien tienen un peso importante (al menos para mí).
Da gusto encontrar entradas que hagan referencia a los sombreros, en blogs de temáticas no específicamente sombreriles.
Ahhy este post es precioso!

Wunderkammer dijo...

¡Gracias a todos! No he encontrado todavía un sombrero rojo que me haga tilín... pero ¡les mantendré informados!
(confieso que en París tuve una boina color vino que me encantaba. Típico tópico, lo sé, pero...)