sábado, 29 de mayo de 2010

Fantasmagorías varias

Paul Philidor, que en 1793 inventó la Fantasmagoría señaló: "No pretendo ser ni sacerdote ni mago. No deseo engañarlos, pero sé cómo asombrarlos".
Las fantasmagorías atrajeron al gran filósofo alemán Walter Benjamin y las utilizó para analizar su época y la de la segunda mitad del siglo XIX, el París de los pasajes de Napoleón III, aquella en la que vivió Baudelaire. El poeta francés cantó como nadie sobre la destrucción producida por la época moderna, consciente de las transformaciones del París de entonces. Un mundo cambiante, de aceleración del progreso y de las tecnologías, con su poder de seducción para muchos dadas las posibilidades infinitas, entre otras cosas, a lo relativo a los modos de gestionar la información y la comunicación o a las artes visuales que ya apuntaban a una auténtica revolución que se produciría mucho más tarde. Una época fantasmagórica, dominada por el fetiche de la mercancía.
"La imaginación es una facultad casi divina que percibe en primer lugar, fuera de cualquier método filosófico, las relaciones íntimas y secretas de las cosas, las correspondencias y las analogías", decía Baudelaire sobre el poder divino de la imaginación, en su estudio sobre Edgar Allan Poe. Su talento, al decir de Benjamin,  nutrido de melacolía, era un puro talento alegórico.
Me ha dado por pensar en todo esto a raíz de la visión del extraordinario fotograma que aquí incluimos correspondiente a Un perro andaluz (1929) de Buñuel, en el que vemos a Dalí junto a una calavera formada con cuerpos de mujer.
Falta poco para que podamos ver, si es que al final encuentra canal de distribución, el ya casi eterno proyecto de Marilyn Mason, la película Phantasmagoria: the visions of Lewis Carroll. Yo casi seguro que no la veré aunque no dejo de sentir una gran curiosidad (aquí el trailer más light, pues algunos de ellos están censurados). Imaginación seguro que no le falta. Mientras tanto..."Sweet Dreams".


2 comentarios:

Miguel dijo...

Pues es la primera noticia que tengo de la película del señor Manson, supongo que la acabaré viendo por curiosidad, supongo que tendrá un aire a lo Tim Burton.
Qué gran canción "Sweet Dreams".
Por cierto, ando como loco buscando un libro de cuentos de Benjamin, son cuentos fiel a su estilo, que suenan a antiguo, de esos que se narran, espero encontrarlo algún día.
Saludos.

Wunderkammer dijo...

Sí, pero el trailler, aunque "light", pone los pelos de punta...