lunes, 22 de noviembre de 2010

Bibliofilia


Es sorprendente que un librito tan sencillo como 84, Charing Cross Road me haya llamado tanto la atención. Aunque si se tiene en cuenta lo que me gusta perderme en las librerías no es cosa tan sorprendente. He estado echándole un vistazo a la película basada en esta obra formada con la correspondencia real que mantuvo la escritora americana de guiones y obras de teatro Helene Hanff con el personal de la librería londinense Mark & Co. y la verdad es que tiene muy buena pinta. Aunque si es como el libro, supongo que no sucederán grandes cosas y en su sencillez radicará la clave de su belleza. 
¿Pueden llegar a conectar tanto personas que solamente se conocen por correspondencia? Sí, si les une una pasión común. Sí, si esa pasión es la de la literatura y la de los libros.

3 comentarios:

Antonio Rentero dijo...

Tan solo la premisa de llevar a la pantalla una serie de cartas entre una escritora y el personal de una librería ya es de un surrealismo maravilloso.

Actualizando la cosa ¿para cuando un videojuego de mis SMS con el personal de las librerías de Diego Marín?

Wunderkammer dijo...

Estoy tan parca en cuanto a entradas en los blog que casi me he repetido en Wunderkammer y Lecturas Reunidas :D
En efecto, es un libro muy surrealista y maravilloso.

Ni está, ni se le espera dijo...

Yo vi la película hace muchos años en la tele, por casualidad. Me encantó por su sencillez...¡y Anne Bancroft está maravillosa, como siempre!
Antes eran las cartas las que unían a la gente, ahora son los blogs o facebook...los tiempos cambian