martes, 31 de agosto de 2010

El curioso caso Barladeanu

La semana pasada tuve ocasión de ver por un casual un documental en el "Le Mag" de Euronews sobre un artista rumano que ha pasado desde la indigencia más miserable a ganar un montón de dinero con sus collages pop art, llenos de ácidas críticas al régimen comunista de Ceaucescu. Desde que fuera descubierto por un galerista en 2008 a sus sesenta y tantos años, ha estado presente en la feria de Basilea, ha expuesto en París e incluso ha cenado con la guapa Angelina Jollie, que ha declarado ser su más ferviente admiradora.
Estos días me venía a la cabeza el documental y he tratado de encontrar al artista-mendigo en la red, pues la historia me parecía un tanto fantástica. Aunque me ha costado encontrarlo, dado que no me quedé con el nombre y dado también que no hay mucha información sobre él... voilá! eccoci qua!

8 comentarios:

Jan dijo...

¿Pensaste que era algún tipo de Joan Fontcuberta? Me encanta el segundo collage que has puesto... será por lo primitivo que se despierta en mí con los objetos sexuales, será.

Wunderkammer dijo...

No pensé tanto en Fontcuberta... pero la historia era como irreal. He escogido los collage que tenían aire de museo y el que te gusta a ti es fantástico, no tiene "desperdicio" :D (esa rana Gustavo, esa barra de labios, ese "guardia de museo", esa primera dama, el primer cuadro tras la cortina, etc.)

sushi de anguila dijo...

Vive la France... aquí, país con más pícaros que la Corte de los Milagros, todo estos cuentos de hadas parecen más impensables y menos ingenuos...

Aún recuerdo cuando preparábamos para el periódico la previa de la actuación de Madeleine Peyroux en la Mar de Músicas, y llegaba precedida de la entrañable y exagerada leyenda urbana de artista callejera tipo Cenicienta que es oída en las bohemias calles parisinas por un inteligente cazatalentos que pasaba por allí, y al estrellato mundial... Como Cenicienta... en Parla, como que no cuela...

Sobre rumanos maravillosos que triunfan en Francia, mi tómtem es Vladimir Cosma... autor de las mejores bandas sonoras del cine galo...bucee por you tube y compruebe...

Wunderkammer dijo...

Jeje, muy bueno, Sushi. Está claro que hoy "tout est marketing!". Otros dos curiosos casos...

Me hacen gracia los collages de Barladeanu... de siempre tengo grabado en la memoria la ejecución de Ceaucescu y su mujer... por no hablar de las imágenes de los cadáveres de Mussolini y Clara P. en la plaza Loreto de Milán... Así que estos collages me sirven para superar ese "trauma".

sushi de anguila dijo...

Yo quwe soy más carca y austrohúngaro en mis andares, tengo la de Maximiliano I de México en Querétaro, versión Manet y trasunto gabacho de nuestro goyesco 3 de mayo...

Ni está, ni se le espera dijo...

Es curioso como las dictaduras, sean del tipo de sean, impiden que gente talentosa sea conocida. Es cierto que muchos artistas tienen el único valor de haber sido represaliados. Eso se da mucho en estas repúblicas, y también pasó en los años posteriores a nuestra dictadura.
No he buceado mucho por la obra de Barladeanu, pero cuando menos es simpática ;-)

LOLA GRACIA dijo...

El affiche es alucinante. Vaya con el pintalabios :). Cuanto tiempo sin visitar blogs. Qué bonito regresar.

Wunderkammer dijo...

@ Sushi: mejor la imagen que nos pones sí...

@ Ni está... Tienes toda la razón. Qué le pasa a tu blog que ahora tiene el título muuuuyyy largo (mira mi columna de blogs que frecuento)

@ Lola: Regresa, regresa, que ésta es siempre tu Kammer.

Besicos a todos... ¡¡a ver si actualizo más el blog!!

@@@Se nota que me he tuiterizado@@@