jueves, 15 de abril de 2010

La parte por el todo VIII

¿A cuál bella dama de "(in)mortal semblante", como ella misma diría, acompaña este melancólico y romántico paisaje del cual hemos sacado este sugerente separador de libros?

 Aquí una segunda pista: la atormentada dama.

 Y aquí el cuadro al completo. ¡Enhorabuena, Conch!

11 comentarios:

Conch dijo...

¿Afrodita?

Wunderkammer dijo...

Caliente, caliente.
No es Afrodita (la cual SÍ tiene un inmortal semblante) pero está muy relacionada con la dama en cuestión.
Yo creo que con la segunda pista que adjunto es más fácil.

Conch dijo...

Vale, entonces es Safo de Lesbos, que le dedicó un himno a Afrodita que decía algo así como:

¡Oh, tú en cien tronos Afrodita reina,
Hija de Zeus, inmortal, dolosa:
No me acongojes con pesar y tedio
Ruégote, Cripria!
Antes acude como en otros días,
Mi voz oyendo y mi encendido ruego;
Por mi dejaste la del padre Jove
Alta morada.
El áureo carro que veloces llevan
Lindos gorriones, sacudiendo el ala,
Al negro suelo, desde el éter puro
Raudo bajaba.
Y tú ¡Oh, dichosa! en tu inmortal semblante
Te sonreías: ¿Para qué me llamas?
¿Cuál es tu anhelo? ¿Qué padeces hora?
-me preguntabas-
¿Arde de nuevo el corazón inquieto?
¿A quién pretendes enredar en suave
Lazo de amores? ¿Quién tu red evita,
Mísera Safo?
Que si te huye, tornará a tus brazos,
Y más propicio ofreceráte dones,
Y cuando esquives el ardiente beso,
Querrá besarte.
Ven, pues, ¡Oh diosa! y mis anhelos cumple,
Liberta el alma de su dura pena;
Cual protectora, en la batalla lidia
Siempre a mi lado.

Y la obra del separador de libros: "Safo" 1867 de Charles-Auguste Mengin

http://lorenacostanti.blogia.com/upload/safo.jpg

Wunderkammer dijo...

¡Genial, Conch!

Es una obra muy representativa del Romanticismo. Aquí Safo estaría en la famosa roca de Léucade dispuesta a echarse al mar por el amor no correspondido del guaperas y chulito de Faón. Desde esa roca se suicidaban los enamorados.

Safo está muy bella, dentro de la tragedia que se cierne sobre ella, con esa melena y esa indumentaria oscura, con las profundas ojeras. No ibas mal encaminada con lo de Afrodita, porque es casi como la contraposición a un Nacimiento de Venus lleno de luz. Aquí Safo se dirige hacia su trágico final, como un ángel negro o un ángel caído, dispuesta a descender al infierno. El rostro está lleno de congoja pero también de ira, con una gran "terrebilitá".

Wunderkammer dijo...

Y genial también el "Himno a Afrodita" de Safo.

Ahí está el verso: "Y tú ¡Oh, dichosa! en tu inmortal semblante".

El de Afrodita es inmortal... la diosa sí se salvó tras saltar por la roca. Pero Safo no, según se dice.

sushi de anguila dijo...

Señoras, enhorabuena a la campeona... Precioso cuadro...

como casi siempre,llego tarde y veo el reto ya resuelto, cáspita!!!

Bueno, a quién le toca????

Athena dijo...

Jo, con esto de la diferencia horaria... bueno, pues me toca a mí. Ya la tengo preparada, je, je. Y esta vez no se me quejarán por el tamaño.

Conch dijo...

Es una obra preciosa y más, explicada así, qué maravilla.

Saludos a los tres. Nos vemos en el próximo reto.

Nictea dijo...

Me maldigo a mí misma por haberme perdido una parte por el todo tan bella... Gracias, es preciosa. Una pena que inventaran ese final para la Décima Musa, de quien se cree que en realidad murió varias décadas después de haber enviudado. Una pena también que ésta sea uno de los pocos poemas que se conservan de ella.

Wunderkammer dijo...

Nictea, !sabía que te iba a gustar! Desde luego ese final que le inventaron les vino de perlas a los pintores románticos. Y sí, el cuadro es una preciosidad.

Ni está, ni se le espera dijo...

Yo sólo puedo decir una cosa: ¡me quedo muerto con la erudición de los participantes en este peculiar reto! ¡Virgen de Regla Santísima, cuánto tengo que aprender! ¿Qué he hecho yo hasta ahora? ;-)