jueves, 3 de febrero de 2011

... y feliz año nuevo chino

Alicia empezaba a estar muy cansada de permanecer junto a su hermana en la orilla, y de no hacer nada; una vez o dos había echado una mirada al libro que su hermana estaba leyendo, pero no traía estampas ni diálogos; y "¿de qué sirve un libro", pensó Alicia, "si no trae estampas ni diálogos?". Así que estaba deliberando en su interior (lo mejor que podía, ya que el día caluroso la hacía sentirse muy soñolienta y atontada) si el placer de trenzar una cadena de margaritas merecía la molestia de levantarse a coger las margaritas, cuando de pronto llegó junto a ella un conejo blanco de ojos rosados.

No había nada de particular en aquello; ni consideró Alicia que fuese muy excepcional oír al Conejo decirse a sí mismo: “¡Dios mío! ¡Dios mío! ¡Voy a llegar demasiado tarde!” ( al pensar en ello más tarde, se le ocurrió que debía haberle extrañado una cosa así; sin embargo, en aquel momento le pareció la mar de natural).
El Conejo se metió por una gran madriguera bajo el seto. Un instante después se coló Alicia también, sin pararse a pensar cómo saldría.

¡Feliz año nuevo chino!
Fotos: Vladimir Clavijo Telepnev

10 comentarios:

raúl dijo...

extraños conejos, como salidos de un sueño pesadillesco, casi. me gustan!

sushi de anguila dijo...

Yo soy más de Tambor...

Wunderkammer dijo...

Yo también soy más de Tambor... pero estos extraños conejos, como dice Raúl, son más propios de una Wunderkammer :D

De la red: "Este año, será el año del Conejo. El Conejo destaca por su discreción y diplomacia, por tener una gran inteligencia emocional y buena fortuna y, a pesar de su carácter reservado, por ser un amigo generoso con sus amigos y ofrecerles una amistad incondicional.
Encontramos famosos conejos en todos los ámbitos socioculturales. El poeta Rubén Darío, el actor Cary Grant, la cantante Édith Piaf, el jugador de baloncesto Michael Jordan o el futbolista Lionel Messi son algunos de los conejos más famosos de la historia."
http://stilo.es/2011/02/ano-nuevo-chino-¿lo-sabes-todo-sobre-el-ano-del-conejo/

Wunderkammer dijo...

Curioso el link... ejem.

Samotracia dijo...

Lo que cambian las cosas con una ñ, ¿verdad?
También prefiero a Tambor, con esos ojitos daban ganas de achucharlo.

Román dijo...

El fragmento es una rara belleza, en español y en el original inglés, y está cargado de una poesía inmensa. Las fotos maravillosas porque se acercan al original, las que le hizo el reverendo Charles Dogson a Alice Liddell y que muestran a una niña deliciosa que luego sería una bella mujer. Me gusta particularmente el poema que cuenta el paseo en barca con las dos hermanas que originó el cuento y sus palabras finales cargadas de una emotividad conmovedora.

Wunderkammer dijo...

Lewis Carroll, qué personaje más controvertido, ¿verdad? ¿culpable o inocente?

A medio camino:
http://www.lagaceta.com.ar/nota/369973/LGACETLiteraria/Lewis_Carroll_pedofilia.html

Inocente:
http://www.margencero.com/Magazine/lumiere_carroll/entrada2.htm

Román dijo...

Si, Maria Teresa, fue un hombre controvertido, como todo hombre grande, como Proust, otro genio controvertido.
Tú, tan ponderada, que tan sensible eres a lo bello que, como Wunderkammer, pones esas cosas deliciosas en tu blog, tienes la feminidad sine que non para comprender que el amor por las niñas de ese hombre singular que fue Lewis Carroll nada ruvo que ver con ese horrible palabro contemporáneo de pedofilia, por eso pones esos dos enlaces tan bonitos.

En general las mujeres teneis más sensibilidad para comprender los inabarcables matices del amor porque sois intensamente adoradas de muy diferentes maneras a lo largo de vuestras vidas, Hubiese querido adjuntar algo de mis muchas lecturas del pasado acerca de Alice y Carroll pero mi biblioteca es un laberinto cuando busco algo, en la red he tenido suerte y he encontrado un link maravilloso de alguien que se llama Karmen Blázquez que seguro te gustará
http://lafogonera.blogspot.com/2009/03/blog-post.html
Gracias por tus enlaces y por recordarme a alquien que hacía demasiado que no releía.

Wunderkammer dijo...

Siempre me ha interesado el mundo de la fotografía y el cine, por ello conozco más esta faceta de Lewis Carroll. Me gusta mucho un libro de bolsillo que tengo sobre él de la editorial Lunwerg (photo poche). También su fotografía pero como se proyecta en ella una sombra velada de sospecha la contemplación de algunas de sus fotos me producen una sensación de inquietud, aun cuando quiero creer que no es culpable. Román, ¡ojalá que tu intuición o la de la misma Karmen Blázquez sea buena!

Ni está, ni se le espera dijo...

Bueno, después de tanto comentario erudito, voy yo con el mío algo frívolo. Yo era como Alicia, que me preguntaba cómo mi hermano, mayor que yo, podía leer libros que no tenían fotos ni ilustraciones... :-))