martes, 15 de junio de 2010

Arráncame la vida



Estos días he terminado de leer la novela Arráncame la vida (1986) de Ángeles Mastretta. Me ha costado un poco seguirla, por las peculiaridades del habla, pero al final lo he conseguido. A través de la voz de una mujer asistimos a su proceso de madurez desde que es prácticamente una niña y se enamora de un general revolucionario, futuro gobernador de Puebla, hasta que llega al estado "ideal" que, según ella, es el de la viudez. Es una visión intimista y periférica de los grandes hechos, pues en el trasfondo y como gran decorado transcurre la historia del México de los años treinta y cuarenta.
El protagonismo lo adquiere la mujer, historias y dramas domésticos como el de Catalina Guzmán y otras muchas cuyas vidas se entrecruzan en el camino. La película, rodada en 2008, está muy bien ambientada, con una magnífica dirección artística y un guión que traduce de forma correcta el espíritu de la novela. Ha sido hasta el momento la más cara de la historia del cine mexicano.
Como siempre Daniel Giménez Cacho está soberbio y su interpretación de cacique corrupto, mafioso y machista, basado además en un personaje real, Maximiliano Ávila Camacho, es de matrícula de honor.

¡Arráncame la vida con el último beso de amor!
¡Arráncala, toma mi corazón!
¡Arráncame la vida, y si acaso te hiere el dolor,
ha de ser de no verme porque, al fin, tus ojos
me los llevo yo!

Arráncame la vida (Roberto Sneider, 2008)

4 comentarios:

Miguel dijo...

Pondré la película en mi lista.
Saludos.

Conch dijo...

Ganicas de verla.

sushi de anguila dijo...

IDEM, EADEM, IDEM...

Wunderkammer dijo...

Se puede ver en Youtube.