domingo, 7 de marzo de 2010

El hogar


No se ha puesto el sol todavía
y aún no ha empezado la feria
que han montado en la ribera.
Pensé que había perdido
todo mi tiempo y mis monedas;
pero no, hermano mío, algo me resta aún.
La suerte no me lo ha quitado todo.


He acabado mi negocio.
Están hechas las cuentas
y regreso a mi hogar.
¿Qué he de pagarte, guardián?
Tranquilízate, algo me resta aún.
La suerte no me lo ha quitado todo.


Se ha detenido el viento
y las nubes oscuras y bajas del crepúsculo
no anuncian nada bueno.
El agua espera callada el vendaval.
Voy a pasar al otro lado del río
pues tengo miedo de que caiga la noche.
¿Me pides el dinero de¡ viaje, barquero?
Sí, hermano mío, algo me resta aún.
La suerte no me lo ha quitado todo.


Un mendigo se ha sentado
a la vera del camino debajo de un árbol.
Me mira esperando con timidez.
Es muy posible que crea que llevo mucho dinero.
Sí, hermano mío, algo me resta aún.
La suerte no me lo ha quitado todo.


Ya ha caído la noche
y se ha desvanecido el camino desierto.
Brillan las luciérnagas en medio de las frondas.
¿Quién me andará siguiendo en silencio,
ocultándose si me vuelvo a mirar?
¿Quieres robarme, verdad?
Pues no te marcharás con las manos vacías,
pues algo me resta aún.
La suerte no me lo ha quitado todo.


Luego, cuando a medianoche llego a mi casa
con la bolsa sin nada,
tú me estas aguardando a la puerta,
con un mirar ansioso,
insomne y silenciosa; y te echas en mi regazo
como un tímido pájaro, llena de amor.
Sí, sí, ¡Dios mío! ¡Cuánto me resta aún!
¡La suerte no me lo ha quitado todo!

 Rabindranath Tagore, "El hogar".

11 comentarios:

Samotracia dijo...

Muy hermoso.

Wunderkammer dijo...

Lo es... y también el cuadro de Magritte que siempre me encantó. Transmite cierta inquietud que de alguna forma también está presente en el poema de Tagore, sobre todo con la sensación como de acecho del final.

Julio Fuentes dijo...

Hola: Muchas gracias por visitar mi blog y dejar tu comentario. Lamentablemente el tiempo no me permite actualizarlo tan seguido como quisiera. Pero seguimos en la lucha de robarle tiempo al tiempo. Tu blog realmente es un espacio encantador en donde poder detener los pensamientos y descansar la mirada. Felicitaciones por toda la belleza y contenido que entregas.
Un abrazo fraterno desde Chile.
Julio.

Nictea dijo...

Qué gran poema, es precioso :)

DW dijo...

Sweet and delightful Tagore.
Nunca he entendido bien la relación entre el arte plásticos/visual y el literario. Ambos, sin duda, lo son, pero el primero es una reproducción que se percibe, mientras que el segundo es más bien una producción que se fabrica a partir de indicios.
Buena selección en todo caso.

Polzic dijo...

Muy buen blog! Te invito a visitar el mío!

www.legosargentina.blogspot.com

Muchas gracias!

Tambien estamos en Facebook, hacete fan de Legos Argentina

Tigretón dijo...

Muy, muy bonito. Enhorabuena, te visitan ya desde el otro lado del "charco"

Javier Moñino dijo...

Me ha encantado.

Y cuándo tendré yo mi hogar???

Wunderkammer dijo...

Gracias a todos. El mérito es de Tagore y de Magritte.

A veces hago esas extrañas asociaciones. He estado releyendo estos días a Magritte y él decía que los objetos visibles podían ser invisibles, que nuestro intelecto comprende lo invisible y lo visible y que su propósito al pintar era hacer visible el pensamiento. A mí en particular me gusta buscar una imagen que haga visible un pensamiento, un estado de ánimo, incluso. A veces juego a lo contrario. No sé si te sirve como respuesta, DW.

A ver si voy actualizando...

Valy dijo...

Me encanta Rabindranath Tagore y su extensa obra poética y mística... Felicitaciones por el blog.
Cariños desde Chile.
Valy

https://valy-sentimientos.blogspot.com

Wunderkammer dijo...

Gracias por la visita, Valy. Y mucho ánimo tras ese terrible temblor.