lunes, 31 de enero de 2011

La parte por el todo XII

Pues va a ser una parte por el todo muy fácil. Aquí va un fragmento de una novela que me gustó mucho en mi adolescencia. Lo he estropeado poniéndolo en diferentes lenguas para que no sea tan fácil. Un estropicio, vamos. Ay, se me hace la boca agua...

"Prima di cruzar the four seas il aimait the ánade asado et submergit en el suc glutinoso del biancospino selvatico. Ma dopo anni en que ele foi alimentado com as barbarics and half-maked meals de los peuples de l'Ouest, ha perdido el gôut; ya no is interested by delikatesse Essen."

Born Free

Como mi querido amigo Sushi de Anguila me ha dado su "Nihil obstat", le copio hasta su frase: "Abatido por la muerte del gran John Barry... retomo un maravilloso tema que, en un día de recuerdos y alabanzas como hoy, pasará desapercibido, pero que ganó los oscars a la mejor banda sonora y mejor canción, y nos marcó a muchos en nuestra infancia...".
Me gusta mucho Memorias de África, así como las bandas sonoras de James Bond (qué casualidad la entrada anterior)... Mi Wunderman (como dice Rentero) hubiera elegido Enigma para esta ocasión. Pero es que siempre me ha chiflado la voz de Matt Monro...

sábado, 29 de enero de 2011

Fósil machista


Me encanta cuando M. le dice a James Bond: "Yo creo que es usted un fósil machista y misógino. Una reliquia de la guerra fría" (Goldeneye, 1995).

You'll never know how I watched you
from the shadows as a child
you'll never know how it feels to be the one
who's left behind
You'll never know the days, the nights,
the tears, the tears I've cried
but now my time has come
and time, time is not on your side

Minuto 6:25

jueves, 27 de enero de 2011

De hombres y dioses


Este fin de semana he estado en Sevilla en un estupendo viaje que casi ha parecido de fin de curso, dado que mis compañeros y yo estamos clausurando una etapa que para todos ha sido apasionante. Un fin de semana que poco o nada tuvo que ver con el anterior, donde quedé muy impresionada por lo ocurrido a un amigo. Enganchada todo el tiempo a las noticias y a las redes sociales me quedaron muy pocas ganas para ir al cine. Pero aún así fui a ver la película francesa De dioses y hombres (Des hommes et des dieuxXavier Beauvois, 2010), gran premio del jurado en Cannes el año pasado.
He de reconocer que es una buena película aunque a mí se me hiciera eterna. Conforme pasaban las horas más me removía en mi silla y más me apetecía estar donde finalmente estuve a las nueve de la mañana del día siguiente. Seguramente conoceréis el argumento: unos monjes cistercienses que viven en un monasterio junto con una pequeña población musulmana y que se ven amenazados por las circunstancias políticas vividas en Argelia a finales de 1991 y comienzos de 1992. Está basada en un hecho real y el espectador sabe o incluso adivina desde el principio cuál va a ser el trágico final. El director se recrea en el trabajo diario de los monjes, en escenas de gran belleza que transmiten serenidad y paz. Pero conforme avanza la película y los monjes se ven amenazados, sus trabajos rutinarios toman un tinte de inquietud que también va inundando el espíritu del espectador. Es impresionante la escena de esa "última cena" al son de la música de El Lago de los Cisnes de Tchaikovsky, con los primeros planos de los rostros de los monjes en torno a la mesa, que a muchos les ha recordado al cine de Carl Theodor Dreyer (ya comentamos por aquí su Juana de Arco de 1928) y que a mí, inevitablemente, me llevó a los magníficos estudios figsionómicos que hiciera Francisco Salzillo para el paso de La Cena en 1761.
Es una película de la que se pueden extraer muchas conclusiones aunque yo, especialmente aquel día de tanta zozobra, me quedara con el mensaje del sin sentido de la violencia.

Foto 2: La Cena de Francisco Salzillo por Joaquín Zamora

lunes, 10 de enero de 2011

Comforting Sounds

I don't feel alright in spite of these comforting sounds you make
I don't feel alright because you make promises that you break
Into your house why don't we share our solitude
Nothing is pure anymore but solitude

It's hard to make sense, feels as if I'm sensing you through a lens
If someone else comes I'll just sit here listening to the drums
Previously I never called It solitude
And probably you know
All the dirty shows I've put on blunted and exhausted like anyone
Honestly I tried to avoid it
Honestly
Back when we were kids we would always know when to stop
And now all the good kids are messing up
Nobody has gained or accomplished
Anything

Mew, Comforting Sounds (2003)

domingo, 9 de enero de 2011

Viento hueso

"Entre los clasicistas y los vanguardistas, los ascetas y los hedonistas: Liu Hsieh, Chambelán del Secretario Adjunto del Palacio de Oriente, cuya obra La razón de la literatura y la escultura de dragones, primer libro extenso de crítica literaria china, promovió la innovación basada en los clásicos: "cambio y continuidad". Liu Hsieh escribió: "Mira el presente y crea lo inusitado; consulta a los antiguos y establece las leyes". Y: "El estilo ha progresado desde la sencillez hasta el solecismo". Cuanto más reciente es el periodo, más insípido resulta. Al esforzarse en lo moderno y descuidar a los antiguos, el viento ha muerto y la vitalidad se ha disipado". 
El capítulo vigésimo octavo de los cincuenta que componen el libro se titula "VIENTO HUESO", viento y hueso, y es el más misterioso de todos. Para expresar las emociones se debe comenzar con VIENTO; para organizar las palabras, se debe tener HUESO. Aquél cuya estructura ósea esté bien ejercitada estará bien versado en la retórica: aquél que tenga mucho VIENTO articulará apropiadamente sus emociones. Parecería que VIENTO es sentimiento e ideas y que HUESO es lenguaje, pero Liu también afirma que ser parco en ideas y pródigo en palabras, confuso y desorganizado, es una señal de falta de HUESO. Y, sin embargo, que las ideas sean incompletas, estén agotadas y no tenga vitalidad también es un señal de falta de VIENTO. Qué es VIENTO y qué HUESO no ha sido determinado de manera concluyente por ninguna de las diversas generaciones de críticos chinos, pero lo cierto es que, según Liu Hsieh, la combinación o equilibrio perfecto de VIENTO y HUESO, la metáfora del poema ideal, es un pájaro."
Eliot Weinberger, Algo elemental (2007)

domingo, 2 de enero de 2011

El turista

El otro día nos dejamos querer con "The Tourist"... y cómo no se va a dejar alguien querer con semejantes ingredientes: una trama hitchcockiana con toques de comedia romántica, el director de La vida de los otros, Florian Henckel-Donnersmarck, Johnny Deep y Angelina Jolie como protagonistas, secundarios que me encantan como Paul Bettany o Timothy Dalton y como guinda al rico pastel decorados con canales venecianos.
Pero claro, cuando vi que la película se basaba en otra francesa de 2005 dirigida por Jerôme Salle, no tardé en hacerme con ella... y la verdad es que no hay color. En la original nos encontramos con una femme fatal más humana y creíble, la guapa Sophie Marceau y con un paisaje diferente, Niza y la Côte d'Azur. La fotografía y la banda sonora son mucho más interesantes y dentro de lo fantásticas que pueden resultar  este tipo de historias, la francesa es mucho más realista. Donde más me asaltan las dudas es en la elección entre Yvan Attal o Johnny Deep... Siempre he tenido debilidad por el señor Manostijeras y hay que reconocer que le sale muy bien ese papel de turista algo despistado que tan sólo pasaba por allí. Los actores americanos han declarado que no quisieron ver la película original para poder realizar una actuación más original y refrescante. Pero yo les recomiendo que vean las dos películas y si es en el orden en las que las he visto yo pues mejor que mejor. Y ya me cuentan.